CAMINO DE SANTIAGO CREDENCIAL

CAMINO DE SANTIAGO, PERO… ¿QUIÉN FUE SANTIAGO?

  • Hijo de Zebedeo y Salomé nació en Betsaida (Galilea). Mientras pescaba con su hermano Juan, el Mesías les llamó, y abandonándolo todo le siguieron. Juan fue el discípulo amado y Santiago uno de sus apóstoles más cercanos. Los dos, junto con Pedro, fueron los únicos que rezaron en el monte de los Olivos con Jesús antes de que fuera apresado y crucifi cado.
  • A la muerte de Jesús, Santiago parte a predicar la buena nueva de su resurrección y cruzando el Mediterráneo llega a Hispania. Cumplida su misión regresará a Jerusalén donde morirá a manos de Herodes Agripa.

  • La tradición cuenta que su cadáver recorrió los mares hasta llegar a tierras gallegas donde fue enterrado en secreto en el monte Libradón. Encontró el descanso eterno, y su tumba una soledad efímera. Siete siglos después, un pastor llamado Pelayo la halló para darla a conocer a la Cristiandad entera. Era el año 813 y la península estaba ocupada por los musulmanes, así que el descubrimiento vino bien para quienes consideraban la Reconquista como un acto de fe. Pronto se iniciaron las peregrinaciones desde toda Europa, pero para evitar encontronazos con tan temido enemigo, el primer Camino se hizo bordeando la costa. Poco a poco, y al paso de las conquistas militares, se fue desviando hacia el sur, hasta confi gurar el llamado Camino Francés, el de mayor tradición e interés artístico de todos.

  • Sólo faltaba un milagro, y sucedió en la batalla de Clavijo cuando las huestes del rey Ramiro I de Asturias vencieron a un enemigo muy superior en número gracias a la intervención del apóstol Santiago que apareció sobre un corcel blanco espada en mano. A partir de entonces su fama atraería cada vez a más peregrinos. Durante toda la Edad Media peregrinar era casi la única forma de “conocer mundo”. El Camino se convierte en la principal ruta de intercambio comercial, cultural, espiritual, económico y artístico de Europa, y muchos de los peregrinos, conocidos genéricamente como francos, se asentaron en la península importando sus conocimientos y cultura.

ORACIÓN DEL PEREGRINO

OH DIOS, QUE SACASTE A TU SIERVO ABRAHÁN DE LA CIUDAD DE UR DE LOS CALDEOS, GUARDÁNDOLO EN TODAS SUS PEREGRINACIONES, Y QUE FUISTE EL GUÍA DEL PUEBLO HEBREO A TRAVÉS DEL DESIERTO: TE PEDIMOS QUE TE DIGNES GUARDAR A ESTOS SIERVOS TUYOS QUE, POR AMOR DE TU NOMBRE, PEREGRINAN A COMPOSTELA. SÉ PARA ELLOS COMPAÑERO EN LA MARCHA, GUÍA EN LAS ENCRUCIJADAS, ALIENTO EN EL CANSANCIO, DEFENSA EN LOS PELIGROS, ALBERGUE EN EL CAMINO, SOMBRA EN EL CALOR, LUZ EN LA OSCURIDAD, CONSUELO EN SUS DESALIENTOS Y FIRMEZA EN SUS PROPÓSITOS PARA QUE, POR TU GUÍA, LLEGUEN INCÓLUMES AL TÉRMINO DE SU CAMINO Y, ENRIQUECIDOS DE GRACIAS Y VIRTUDES, VUELVAN ILESOS A SUS CASAS, LLENOS DE SALUDABLE Y PERENNE ALEGRÍA. POR JESUCRISTO, NUESTRO
SEÑOR.
-QUE EL SEÑOR DIRIJA VUESTROS PASOS CON SU BENEPLÁCITO Y QUE SEA VUESTRO COMPAÑERO INSEPARABLE A LO LARGO DEL CAMINO.
-Y LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO, PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO, ESTÉ CON TODOS VOSOTROS.
-AMÉN.
MARCHAD EN NOMBRE DE CRISTO QUE ES CAMINO Y REZAD POR
NOSOTROS EN COMPOSTELA.

La clave del Camino no está en sus paisajes, ni en sus hermosos monumentos, ni en la fatiga y el esfuerzo… aunque también. Lo fundamental lo encontrará dentro de sí mismo. Busque, y mientras lo hace acuérdese de René, que pisó estas mismas piedras y cruzó estos mismos ríos. Si él lo encontró ¿Por qué usted no ha de hacerlo?

CREDENCIAL

  • Es necesaria si se quiere hacer noche en los albergues. Es un documento en forma de tríptico donde constan los datos del peregrino y en el cual se van colocando los sellos y la
    fecha de los lugares por donde se pasa.
  • El espíritu del Camino. El Camino, que nadie lo dude, no es un cómodo paseo, es un esforzado caminar. Cuesta y mucho, pero como todo lo que cuesta, cuando se consigue la satisfacción es mayor.
  • ¿Quién puede solicitarla?
    Pueden solicitar la credencial los que peregrinan por el Camino de Santiago a pie, en bicicleta o a caballo, siempre que lo hagan de modo continuado y sin alternar con tramos realizados en vehículos a motor. La credencial no se entrega a los que, de modo habitual, viajan en coche de apoyo.
  • ¿Para qué sirve?
    La credencial, debidamente cumplimentada, servirá para identificarte como peregrino y acceder a los albergues o alojamientos especiales para peregrinos, siempre que haya sitio. También sirve para obtener descuentos especiales en museos, monasterios y en algunos centros de ocio. Puede servir también como una especie de diario y recuerdo que después del Camino nos traerá a la memoria tantas vivencias.
  • ¿Dónde conseguirla?
    Podrás conseguir tu credencial en alguna de las diferentes Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, en algunas parroquias y albergues del Camino y en los lugares más tradicionales de inicio del Camino. Puedes pedirla en alguna Asociación de Amigos del Camino con un mes de antelación como máximo. Tan sólo deberás presentar tu DNI o pasaporte y la entrega será instantánea. Si no la consiguieras antes de empezar el Camino, no pasa nada, porque lo normal es que te la den en el primer albergue al que llegues. Si tampoco la obtuvieses durante el Camino, puedes usar tu diario o guía para que te pongan el sello cada día.
  • ¿Cómo utilizarla?
    En el lugar donde inicies tu andadura te certificarán el día y forma en que realizas el Camino de Santiago (ya sea a pie, en bici o a caballo). Y, a lo largo del Camino, deberás ir sellándola. Es costumbre entregar algún pequeño donativo al obtenerla o cuando te la van sellando en los distintos puntos del recorrido. Modelos de credencial válidos:
    •El oficial y recomendado desde la Oficina de Acogida al Peregrino, tramitado e impreso por la Catedral de Santiago y que envía a las distintas Parroquias, Obispados y Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago que la solicitan.
    •Las credenciales que facilitan algunas Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, tanto de fuera de España como de nuestro país, que pueden variar en el diseño o en el tipo de papel.
    •Las cartas de presentación redactadas y firmadas por los párrocos. Son una alternativa casi desaparecida pero es posible pedir a un párroco que redacte un documento sellado con los datos del peregrino, el lugar de partida, la fecha y el tipo de peregrinación escogida.
    •La Credencial o Acreditación Jacobea Universitaria. Con esta credencial el peregrino también puede alojarse en los albergues del Camino y solicitar en Santiago la Compostela tradicional. Se considera que un peregrino ha completado la Peregrinación Jacobea Universitaria cuando ha realizado
    en su totalidad el tramo español de alguno de los itinerarios del Camino de Santiago. Se puede solicitar a través de UNAV y se recibe directamente en el domicilio. También se puede recoger en el edificio Central de la Universidad de Navarra (Pamplona) situado en el propio Camino de Santiago a su paso por el Campus Universitario de Pamplona. No hace falta ser universitario o ex-universitario para solicitar la credencial pero sí para obtener la Compostela Universitaria. Más information en Campus-Stellae.
Top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies